Mes: abril 2020

EL PELO COMO UN JIPI

UNA HISTORIA DESDE EL CONFINAMIENTO: CAPITULO XXX Mi padre tenía manía con el pelo, le gustaba llevarlo siempre  corto y arreglado. Para él era un aspecto importante del ir “como Dios manda”, aunque sobre si creía en un Dios tengo mis dudas, la verdad. El que tenía que obedecer los sagrados mandamientos era yo, pero […]

LO NUEVO COTIDIANO

UNA HISTORIA DESDE EL CONFINAMIENTO: CAPITULO XXIX Llego del trabajo y Ana me está esperando asomada al balcón, como paseando al airecillo de primera hora de la tarde, la saludo desde abajo y le mando un beso de forma segura con la mano, me saluda con efusividad, da dos  o tres saltitos de alegría y […]

RECORRIDO

UNA HISTORIA DESDE EL CONFINAMIENTO: CAPITULO XXVIII Por si el sábado salimos, conviene planificar el recorrido para que se ajuste a la legalidad y evitar sorpresas desagradables. Se lo comento a Ana y le parece bien, porque ella es muy legal. A ver, salimos a la calle, treinta y cinco metros hasta el Bernat y […]

ZAPATILLAS DE CORRER

UNA HISTORIA DESDE EL CONFINAMIENTO: CAPITULO XXVII Ha dicho la televisión que en una semana se podrá salir a pasear y a correr un poco, cada uno lo que sepa y pueda, supongo. Ante la noticia caigo en que no recuerdo dónde deje las zapatillas de correr, hace ya casi dos meses. Tras una breve […]

ANDREA

UNA HISTORIA DESDE EL CONFINAMIENTO: CAPITULO XXVI La poesía hay que saber leerla, aunque esté escrita a mano en una hoja de libreta mil veces usada y un poco arrugada, aunque lo esté con el tenue trazo del carboncillo viejo y gastado, aunque las palabras jueguen al escondite retorciéndose entre las líneas de una pauta […]

INVITADOS PARA CENAR

UNA HISTORIA DESDE EL CONFINAMIENTO: CAPITULO XXV Una grata sorpresa, vienen a  cenar a casa una  pareja de amigos que hace tiempo que no vemos, lo hacemos de higos a brevas, pero es como si fuera a diario, son de los de toda la vida. Creo que a ellos les pasa lo mismo, y también […]

SUBIRSE POR LAS PAREDES

UNA HISTORIA DESDE EL CONFINAMIENTO: CAPITULO XXIV Viernes, llego a casa a eso de las cuatro menos cuarto, cansado y hambriento, tras una dura jornada de trabajo en el almacén. Al entrar no encuentro a nadie, ni está la mesa puesta, ni se oye ningún ruido y en la cocina no hay rastro de  haberse […]

POR UNA MASCARILLA

UNA HISTORIA DESDE EL CONFINAMIENTO: CAPITULO XXIII Hoy estaba paseando apoyado en el balcón, como de costumbre, después de la siesta,  observando el devenir de la calle, de las aceras y también de los coches que  transitan a cuenta gotas. De pronto, por la esquina aparece una furgoneta blanca un tanto destartalada y quizá  más […]

HASTA LA MERIENDA

UNA HISTORIA DESDE EL CONFINAMIENTO: CAPITULO XXII Macarena despierta del coma mientras un pervertido enfermero abusa de ella y le hace  fotografías desnuda con el móvil para compartirlas con los colegas. Como es normal y como si se hubiera despertado de una siesta de diez minutos en el sofá, al verlo le entra la mala […]

NOS DESCONFINAMOS Y VAMOS A LA PLAYA

UNA HISTORIA DESDE EL CONFINAMIENTO: CAPITULO XXI Nos levantamos y vamos a la playa, ponemos la sombrilla y a remojar un poco el cuerpo, que es lo que toca y gusta más. Después construimos un castillo de arena y buscamos piedras de las que fabrican las olas con las formas más curiosas. Al rato, cogidos […]

Página siguiente »